Consejos y remedios para tratar la ansiedad

 

Algunos de los síntomas más comunes de la ansiedad son los nervios, las palpitaciones rápidas y fuertes, la tensión muscular, la sudoración, la falta de concentración, malestar en el estómago, notar la boca seca, tener náuseas o sensación de miedo. Otros síntomas más fuertes son la dificultad para respirar, la sensación de muerte inminente, la disociación y la despersonalización.

A continuación os presentamos algunos remedios naturales que pueden ayudar a mejorar estos síntomas:

 

Remedios naturales

  • Lavanda: poner a hervir unas gotas de aceite de lavanda y respirar el vapor nos aliviará con seguridad.
  • Té de cidrón: el cidrón es un calmante muscular y nos ayuda a dormir tranquilamente.
  • Pasiflora: es una sustancia natural que ataca la sensación de miedo y nerviosismo.
  • Té de manzanilla: estas hierbas naturales nos alivian el malestar estomacal generado por la ansiedad.

 

Aprende a respirar

Cuando nos sentimos ansiosos, podemos evitar la hiperventilación por medio de una técnica sencilla. Ésta consiste en respirar de manera lenta y profunda, con los ojos cerrados y alzando los brazos despacio mientras contamos hasta 10.

¡Toma un tiempo para reír!

Hay quienes dicen que la risa es la mejor medicina para el cuerpo. Tratar de entretenernos  con una comedia o con un buen amigo, son opciones para subir el ánimo. Al reírnos liberamos la tensión y sentimos el alivio inmediato.

Di no a los dulces

Existen estimulantes que pueden afectar más a las personas que sufren de ansiedad. Los dulces, sobre todo el chocolate, y los productos con altos niveles de azúcar, nos vuelven más activos y pueden hacer que nos sintamos más ansiosos.

Un día de spa

Los masajes relajantes son una perfecta opción para aliviar esos músculos tensionados que podrían afectarnos a largo plazo. Se recomiendan sesiones de masajes junto con suplementos naturales que además de dejar una piel renovada, nos ayudan a bajar considerablemente los niveles de estrés para atacar la ansiedad y los nervios. La acupuntura también es otra opción muy popular o si prefieren algo simple, un buen baño de agua caliente antes de dormir, será suficiente para aliviar el estrés y calmar la ansiedad.

Ponte en movimiento

El ejercicio, el deporte y otras actividades como el yoga o pilates, son recomendaciones para liberar la tensión que acumulamos a diario. Caminar 30 minutos al día nos ayudará a reducir los síntomas de la ansiedad.

¡Atención!

La ansiedad puede convertirse en un trastorno muy grave y desestabilizador para las personas. Optar por los remedios caseros será mejor que acudir a medicamentos convencionales si la circunstancia es pasajera. En caso de no poder superar este tipo de situaciones, un psicólogo o un médico psiquiatra nos pueden orientar sobre cómo canalizar y redireccionar estas emociones para tener una vida más plena y feliz.

Fuente: Mejor con Salud

 

Anuncios