Me atrevería a decir que prácticamente nadie se ha librado de experimentar en su propia piel una disputa familiar. Las hay leves, fuertes, injustas, de hace años o recientes. Suelen originarse con un problema de comunicación y su efecto se prolonga en el tiempo si existe falta de voluntad entre las partes.

Una historia verdadera (The Straight story como título original) está basada en la historia real de un hombre de Iowa (EEUU), que aun siendo casi octogenario, decide perdonar y ser perdonado por su hermano, al que no ve desde hace una década.

Podría ofreceros un resumen de este largometraje pero creo que con ello correría el riesgo de sesgar el placer de verla. En su día cautivó a los críticos del cine y cosechó la admiración del público en general. Todo un regalo para los amantes del séptimo arte.

Fuente: La Mente es Maravillosa

 

 

Anuncios